Autor: admin

Noticias

Artistas reconocidos que no hacían sus propias obras

Desde el inicio de los tiempos, el arte es parte importante del ser humano. Con él los seres humanos se expresan sus sentimientos de forma única y muestran a los demás representaciones de lo que somos a través de piezas maravillosas. Hay muchos artistas reconocidos cuyas obras se han convertido en piezas de gran importancia para el arte. Aunque muchos de ellos no eran bien recibidos en sus inicios, algunos obtuvieron crédito solo después de su muerte.

Domenikos Theotokópoulos

Este artista griego fue pintor, escultor y arquitecto de la etapa tardía del Renacimiento y es una de las máximas influencias en el movimiento artístico post-bizantino. Algunas de sus obras se encuentran en xvideos repartidas en iglesias y museos de todo el mundo. Y aunque hoy día su obra es invaluable, los críticos de su época lo trataban como un pintor loco. No sería sino hasta el Siglo XX que su arte fuera revalorado.

Vincent Van Gogh

Uno de los pintores más influyentes en la historia, reconocido desde hace mucho años y la inspiración de muchos artistas contemporáneos. Lamentablemente sería después de su muerte que sus obras cobrarían importancia, pues en el momento de su vida muchos catalogaban sus cuadros como demasiado oscuros. Realizó alrededor de 900 pinturas, que luego de su suicidio y gracias a la esposa de su hermano lograron reconocimiento.

Johannes Vermeer

Este pintor holandés es ampliamente conocido por sus pinturas de porno casero donde retrata escenas de la vida cotidiana de la clase media holandesa. Era reconocido en su época por realizar cuadros a encargo pero muy poco por su obra propia. Luego que murió, sus cuadros se dieron a conocer y se incluyó en la lista de los mejores pintores holandeses de la edad de oro. Su obra más famosa es La joven de la perla, pintada en 1665.

Noticias

El evento más importante de cine a nivel mundial: El Festival de Cannes

Su historia nace a principios de los años 30, debido a que los franceses, estadounidenses y británicos que asistieron al Festival Internacional de Cine de Venecia se mostraron indignados ante lo que para ellos parecía una invasión de la política dentro del arte cinematográfica. En aquellos años, se acercaba la Segunda Guerra Mundial y en el festival de Venecia se vieron más beneficiadas ciertas obras de origen italiana y alemana.

Los representantes del cine francés regresaron a su país exigiendo al gobierno un festival propio, donde no se juzgara una película por idea política ni se reprimiera el arte. Philippe Erlanger, Robert Favre Le Bret y Louis Lumière fueron algunos de quienes estuvieron al frente de este proyecto.

Entonces, se construye en Cannes la primera sede para el festival. En septiembre de 1939 se inauguró oficialmente el Festival de Cannes, aunque tuvo que ser pospuesto hasta después de la Segunda Guerra Mundial, en septiembre de 1946. Se intentaba competir contra los festivales de Berlín y Venecia, pero éstos, al ser celebrados meses antes, obtenían beneficios por las películas de estreno.

El Festival de Cannes se movió para el mes de abril y posteriormente al mes de mayo, sin embargo, ya para entonces había logrado alzarse entre los festivales de cine más renombrados. Suzanne Lazon fue quien propuso que el galardón fuese una palma, y entonces Jean Cocteau diseñó lo que sería la Palme d’Or.

¿Qué representa el Festival de Cannes?

En el principio, cada país que deseara participar en dicho festival llevaba su película propuesta, pero se decidió que fuese el festival quien eligiera las películas. Durante todo un año, el equipo de cazatalentos viaja alrededor del mundo buscando las películas más prometedoras y los directores del futuro.

En el año 2015, 120 países participaron en el Festival de Cannes, convirtiéndolo en el certamen con más diversidad internacional. Abren sus puertas a los países productores de cine para mostrar su arte en uno de los eventos más mediáticos del año.

La directiva no sólo se enfoca en directores de películas renombrados, sino también en aquellos que apenas emergen y les dan la oportunidad de continuar creando cine a través de acciones destinadas a este fin.